Presentación de Resultados de la Investigación

 

okokok

La remodelación de la avenida Álvaro Obregón: los espacios para la corrupción en una obra pública.

AUDITORÍA CIUDADANA

Boletín de prensa

Una auditoría ciudadana realizada por las organizaciones civiles Iniciativa Sinaloa y MIUAS revela  diversas irregularidades del Ayuntamiento de Culiacán en la obra de la remodelación de la avenida Álvaro Obregón, la principal arteria vial de la ciudad, en 2016.

La investigación, la cual analizó el ciclo completo de la obra desde la planeación hasta la ejecución del gasto, evaluación y finiquito, demuestra que tres días después de emitir el fallo y firmar el contrato, el Municipio y la contratista acordaron cambios sustanciales al proyecto original, modificando el 65.44% de los conceptos llevados a concurso para la licitación pública número LO-825006999-N53-2015.

Entre los principales cambios destacan los aplicados a las especificaciones del pavimento, guarniciones, base, sub base, compactación y banquetas, algunos de los cuales impactaron aumentando los costos de mano de obra y maquinaria hasta un 400%. Respecto a los cambios a las características del proyecto, el Ayuntamiento de Culiacán declaró inexistente la justificación técnica para aplicarlos.

El costo de la obra con la que el Municipio activó un par vial en Culiacán en abril del 2016 aumentó el mismo día en que se emitió el fallo y se firmó el contrato el 28 de diciembre del 2015. El Ayuntamiento y la empresa ganadora, Ingeniería de Negocios Sostenibles S.A. de C.V. (INSSA), acordaron aumentar un 16.44% el importe por encima del contrato, pasando éste de 74 millones 642 mil 546.04 a 86 millones 913 mil pesos.

Como parte de la investigación fue posible ubicar sobreprecios en al menos tres conceptos analizados y seleccionados de manera aleatoria: la pavimentadora de cimbra deslizante, la máquina texturizadora y el concreto premezclado registraron pagos de un 35% por encima de los precios del mercado.

De 99 bancas que finalmente colocaron y pagaron 40; de 135 botes de basura al final se colocaron 35; y de 188 estacionamientos para bicicletas terminaron colocando 15 y de menor calidad.

En la fase de contratación, el Municipio infringió cuatro de seis etapas del procedimiento: el proyecto de convocatoria, la convocatoria, la visita al sitio de la obra y el acto de presentación y apertura de propuestas registraron plazos menores a los que establece la ley. Es decir, fue un proceso apresurado, revela la investigación.

El ejercicio ciudadano encontró que INSSA forma parte de una red de empresas favorecidas por el Gobierno, entre las que destacan ALISER Construcciones, Sergio Alonzo Castro Acosta (como persona moral) y GLS Constructora, las cuales, a pesar de ser de los mismos dueños, concentraron el mayor número de adjudicaciones directas en el primer semestre del 2016 por parte del Ayuntamiento de Culiacán (el 33%).

De acuerdo a actas constitutivas del Registro Público de la Propiedad, los domicilios fiscales y los accionistas de las cuatro empresas, incluida INSSA, coinciden. Al  buscarlas en la ciudad, se confirmó que ninguna cuenta con establecimiento comercial ni portal de internet que pudiera confirmar su existencia formal, pese a que de 2010 a 2016 y de acuerdo al portal contratobook.org, tan solo INSSA recibió cerca de 300 millones de pesos en contratos de obra pública por parte del Gobierno de Sinaloa donde hubo aportaciones federales. .

La auditoría ciudadana “La remodelación de la avenida Álvaro Obregón: los espacios para la corrupción en una obra pública” se realizó principalmente con información obtenida vía Infomex, la herramienta ciudadana para el acceso a datos públicos.

 

DESCARGA AQUI EL CONTENIDO COMPLETO DE LA INVESTIGACIÓN.

http://www.miuasinaloa.org/categoria/noticias/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *