MUELLE CIUDADANO

La historia de la inconformidad por el servicio del transporte urbano en nuestro Estado ha sido larga y constante. En una encuesta elaborada por El Debate en este mismo año (2015), la calificación promedio brindada por las ciudades más importantes: Culiacán, Mazatlán, Los Mochis, Guamúchil y Guasave, fue de 6.6, siendo Los Mochis en calificar arriba de 7. Al ver una incomunicación grave entre las partes: usuario, chofer, concesionario y dependencia, surgen manifestaciones de personas que no se sienten tomadas en cuenta. Esto se ha presentado claramente por parte de los concesionarios cuando en el 2014 apagaron los aires acondicionados de sus camiones como medida para presionar al gobierno a que autorice el incremento de la tarifa del transporte urbano y aún más claramente por parte de los usuarios estudiantiles al tomar avenidas muy transitadas de la ciudad debido a la instancia de parte de los mismos concesionarios por aumentar la tarifa.

Por lo tanto, creemos que encontrando el diálogo entre todas las partes que conforman la existencia del transporte urbano podremos llegar a soluciones que hasta el momento no se han podido concretar. Mejorar el servicio del transporte urbano, así como la movilidad en nuestra ciudad, contemplando en ambas la participación ciudadana, son las metas de este proyecto.