Principios

ElcineenlasestrellasHipatiadeAlejandriaClase

1.- Glorificar la vida.

     “Si no se puede bailar, no es mi revolución” – Emma Goldman

Impulsando la convivencia social con el fundamento de esparcir el amor al prójimo. Estamos muy enterados de las presiones, riesgos y peligros que conlleva realizar las actividades que proponemos y es precisamente por ello que: “disfrutar de la vida”, es pilar para nuestra organización. Infundirla de arte en el trabajo y en el día a día, empaparse de conocimiento en cada esquina, reír, dar carrilla, poesía en el camión, música en el panteón, teatro al hablar con funcionarios, pintura en las paredes de los baños. El principio fundamental de toda la organización es éste. Elevar el nivel de convivencia entre uno mismo y otros.

2.- El bien común y el respeto al medio ambiente

“Quiero que todo sea bello, en armonía con la Naturaleza.” – Ricardo Flores Magón

     Se consideran estos tres aspectos por ser de fácil concordancia. Dentro del MIUAS habemos personas con ideologías más específicas pero entendemos que buscamos ejercer un cambio profundo y esto no puede suceder con prácticas separatistas como son la idealización exagerada de una organización. ¿Cuántas religiones o sectas no conocemos que se basan en una misma escritura y se entercan en trabajar divididos? ¿Dónde reside el verdadero amor al prójimo si se rehúsa a convivir con otros que piensan similar? Para los que estamos activos en movilizaciones, el reto más grande es el de aprender a trabajar y convivir entre todos.

3.-Desatanización de la política.

     “Creo firmemente que no es suficiente vivir con el mundo tal cual está. Tomar lo que te dieron y hacer lo que los adultos te dijeron que hicieras. Lo que tus padres te dijeron. Lo que la sociedad te dice que hagas. Creo que siempre deberías cuestionar y tener una actitud científica en la que entiendas que todo lo que aprendas es provisional. Todo puede ser refutado. Lo mismo aplica a la sociedad. Hay cosas que pueden cambiar y hay cosas que están mal que deben cambiar.”- Aaron Schwartz

Estamos convencidos que una ciudadanía fuerte, brillante y sana, existe, solamente, cuando se forma políticamente. Los poderes políticos y económicos se han dado a la tarea, desde hace tiempo, de desdeñar toda participación política ciudadana. ¡Grillo, revoltoso, güevón! son las injurias hechas por los colocados. Esto no sería tan malo si solo ellos lo opinaran, el problema grave surge cuando los demás, los que no están colocados, comienzan a corear sin hacer una reflexión sobre el porqué y paraqué de tal pronunciamiento por parte de la gente acomodada. Quisiéramos recordarle al público la etimología de una palabra muy usada en estos tiempos. Su origen es de la antigua Grecia y la acepción connotaba al individuo renuente a la participación en los asuntos de su comunidad. En un principio, era simplemente aquel que se preocupaba solo de sí mismo, de sus intereses privados y particulares, sin prestar atención a los asuntos públicos y/o políticos. Pronto esta palabra se convirtió en un insulto, ya que en la antigüedad grecorromana la vida pública era de gran importancia para los hombres libres. Ser un idiota (como persona preocupada solo de lo suyo) se convirtió en ser un idiota con la acepción actual, ya que en la democracia era considerado deshonroso no participar de ella. Si ha de haber un diablo, es aquel que convenció a los hombres en no preocuparse por sus vecinos y acobardarse ante cualquier signo de peligro. Se produjeron los idiotas y así Satanás debe salir del término política. Fuera Satán

4.-Unidad entre estudiantes, ciudadanos de nuestra región y el más allá.

     “…nosotros vamos a seguir solidarizándonos con los campesinos, ¿por qué? Porque nosotros no aprendemos. Y no vamos a aprender. Porque no queremos aprender eso que ellos nos quieren enseñar, no vamos a aprender a estar indefensos. No vamos a estar agachados. A nosotros no nos inculcan la indefensión aprendida. Porque nosotros no nos dejamos.” – Omar García

Entendemos que el hombre, al pasar de los siglos, no llegó a serlo solo por mandato divino. Ha sido el intercambio de conocimientos y lazos afectivos el que lo han vuelto en un ser creativo, calculador y de procesos cognitivos avanzados. Por lo tanto, como es nuestro deseo continuar avanzando como hombres y mujeres en evolución, en exploración de emociones y saberes inimaginables, será de nuestra obligación empujar el fortalecimiento de dichas relaciones. Así vemos con buenos ojos el enlazar estudiantes y ciudadanos de nuestra región, a nivel nacional e internacional.

5.-Empuje al arte honesto y la ciencia sabia.

     “La ciencia no es sino una perversión de sí misma a menos que tenga como objetivo final el mejoramiento de la humanidad.” – Nikola Tesla

     “Es música, te reitero, es música, es música. Eh, yo puedo ser taquero, puedo ser albañil y puedo escuchar corridos y no por eso voy a salir, voy a dañar a otra persona. Eso tiene que estar bien claro, no es nuestro papel hacer o no hacer.”- Alfredo Ríos (el Komander)

El primer término se refiere a la expresión genuina, el segundo a una ciencia que respeta el medio ambiente. En nuestros días, por lo menos en nuestro contexto geopolítico, la cultura se halla en un declive. Cuando existe un declive cultural se sugiere que su población se dirige hacia la degeneración o involución. Podemos ver a bellas mujeres alcanzando exagerados estándares de belleza que como consecuencia dejan de cumplir su cometido inicial. Niños cantando canciones que alaban hazañas de abuso e idiosincrasia mediocre. El arte honesto va más allá de complacer el gusto superfluo y aunque todos vivimos gustos de ese tipo, no son miras las nuestras el alimentarlos a tal grado que nos conduzcamos a nuestra degeneración. La ciencia, nuevamente, dentro de nuestra región tiene tintes soberbios, fallas en el compromiso con su comunidad y la tierra que nos brinda vida. La ciencia soberbia, la que no permite la crítica y que es deshonesta en sus exposiciones, abona al deterioro de nuestra economía, educación sociedad y cultura, y es por esto que nosotros creemos en su rápida eliminación.

6.-Acelerar los proyectos estudiantiles.

     “Son más los estudiantes que, por solidarios que sean hoy con sus compañeros, más fieles serán mañana a sus propias carreras y a la necesidad de entrar con buena preparación al mercado de trabajo.” – Carlos Fuentes

Es importante apoyar los proyectos estudiantiles que se encuentran sin un vehículo para moverse al plano de la praxis. Es frecuente la desilusión que sufren los educandos al verse con un muro, luego un alambre de púas, después un automóvil que va de frente para que al final no encuentren un lugar donde colocar sus sueños. Nosotros nos comprometemos a impulsar, dentro de la medida de nuestras posibilidades, los proyectos estudiantiles que vayan de acuerdo a los principios aquí descritos. Si no envigorizamos a los estudiantes, continuaremos sufriendo de pupilos frustrados o peor aún, subordinados a las posiciones de poder que apenas en intercambio de su lealtad pudieron desarrollar alguna idea propia.

7.-Compromiso con las sociedades para equilibrar el nivel de vida hacia uno más justo.

     “Los países antes comunistas o países como México, han sufrido procesos de privatizaciones en los últimos años y muestran unos índices de desigualdad muy superiores a otros países” – Thomas Piketty

De nuevo, podrán haber miembros con inclinaciones políticas como las: social democrática, anarquista, comunista e infinitamente, etc. pero no será impedimento para coincidir en que es necesario una mayor distribución de la riqueza. Es altamente probable que no nos toque ver nuestras aspiraciones políticas concretarse a nivel macro durante nuestra existencia. Por ello respetamos el tiempo de los cambios y motivamos a los integrantes a que organicen sus propios proyectos con gente con quien empaten mejor ideológicamente.

8.-Identidad cultural.

“La cultura es el ejercicio profundo de la identidad.” – Julio Cortázar

Expansión de la expresión norteña rescatando alguno atributos añejos y otros nuevos. Los buenos amigos, la alegría, la gallardía, la capacidad de asombro y la naturalidad. El narcotráfico y las redes sociales han contribuido enormemente al surgimiento de entes con amistades endebles, corazones sumisos, miras de imitación cultural ajena y un deseo excesivo por urbanizarlo todo, desde los terrenos hasta las relaciones sociales. Esto no es un pronunciamiento en contra de las redes sociales o el narco en sí, si no de su excesiva presencia. Ambos han surgido por problemas más profundos.

9.-A los siervos por la borda.

“Yo soy libre solamente en la medida en que reconozco la humanidad y respeto la libertad de todos los hombres que me rodean.”- Mijaíl Bakunin

El MIUAS está en la firma resolución de que la dignidad del ser humano viene con el reconocimiento de iguales, hacia y por sus conciudadanos. Todas las esferas de nuestra vida, en la actualidad y nuestra entidad, han sido impregnadas por un tufo de servilismo. Desde la adoración a los grandes señores de las empresas y el narcotráfico hasta los modos absurdamente verticales de organización dentro de los colectivos. La noción de horizontalidad entre los sinaloenses parece ser tan distante en su aplicación funcional que se le contempla como una utopía, una garantía individual dentro de nuestra constitución, lejos de una praxis congruente. Nosotros alimentamos la horizontalidad dentro de nuestras actividades lo más posible, entendiendo que en el actual estado de cosas, no es posible desarrollarla a plenitud.

10.- Derecho a defendernos.

     “Veo que en las asambleas hay muchos generales cuyas águilas les han costado cinco pesos en La Internacional, pues nadie los ha visto antes en un campo de batalla”- Rafael Buelna Tenorio en una de las asambleas de la Convención de Aguascalientes, celebrada en el Congreso de la Unión de la capital del país, el 2 de octubre de 1914.

Esta no es una organización hostil. Nuestras acciones, como todas en la historia de la orbe, que buscan aterrizar principios semejantes a los descritos anteriormente, siempre han representado peligro a los intereses de personas corruptas y excesivamente adineradas. Nosotros creemos en la defensa legítima de nuestros miembros y aquellos fuera que se esmeran por alcanzar metas justas. No es nuestra intención colgarnos medallas sin merecerlas. No está en nuestra mira protagonizar por protagonizar.